Publicado en: Notas de Interés

(El tren Chepe, llamado así por sus iniciales: 'CH' de Chihuahua y 'P' de pacífico. Comienza su ruta en Chihuahua y termina en los Mochis. Cruza un aproximado de 50 túneles, atravesando las barrancas del cobre, donde además se puden apreciar hermosos paisajes naturales.)

No creo tener las palabras suficientes para describir la experiencia que me dejó ser un tripulante del 'Chepe'. En ese momento lo único que quería, era no quedarme en blanco, quería presenciar la panorámica con el ambiente, y con las comodidades que acompañan el ferrocarril. Pero lo mejor que pude hacer durante el recorrido, fue reflexionar sobre lo que estaba pasando, se me llenaron los ojos de lágrimas, al igual que todos los que estaban ahí presentes. ¿Será que la realidad estaba picándonos los ojos?.

Quizás sólo sea una cursilería mía, pero ese viaje me recordó que tenemos que despertar del lapsus en el que nos encontramos hundidos. Romper con la ridícula excusa de limitarnos a hacer sólo lo que nos pagan.

Les puedo asegurar que estar en lugares tan maravillosos, no importa, si al volver a casa vas a seguir enfrentándote a la vida de la misma forma en la que lo has hecho hasta ahora. Así como has enfrentado el sedentarismo con maquinas caminadoras, la soledad con electrónica, el insomnio con pastillas, el aburrimiento de la rutina diaria con la rutina del mes o del año. ¿Es qué somos felices?.

No sé como explicar la sensación que me quedó después del viaje. Sólo sé, que cuando la vida nos deje de sorprender, cuando dejemos de hacer cosas nuevas; Ya podremos compararnos con el árbol que es apenas sensitivo. Y más con la piedra dura, porque esa ya no siente. 

Ser tripulante del Chepe, es una de las experiencias más bonitas y significativas. No dejes pasar la oportunidad de disfrutarlo.


Escribe un comentario